Primer Menu

Auxilio: No puedo controlar a mi hijo

Rate this post

pedagogia-educacion-diferencial

Tener un hijo es un desafío tremendo, claramente es una de las mejores cosas que pasan en la vida, pero ¿qué ocurre cuando todo se sale de control?, ¿puedo poner un límite cuando ya todo parece estar fuera de control?

Pues bien, la verdad es que sí, los niños son sólo niños, debes saber que por mucho que los ames ellos necesitan reglas, límites y por sobre toda las cosas necesitan una persona que los guíe y forme su carácter de forma adecuada.

Ahora, ¿cómo saber si mi hijo está teniendo conductas inadecuadas?, las primeras acciones que verás es que tu retoño se porta de manera desobediente y desafiante, es probable que insulten y que incluso mientan de manera descarada con tal de no tener un castigo. Si esto te resulta bastante familiar, debes primero estar tranquila ya que como te señalamos anteriormente estas conductas se pueden modificar, sin embargo si sientes que no puedes sola la mejor alternativa es pedir ayuda profesional.

Tienes que saber que es totalmente normal que a medida que tu hijo vaya creciendo experimente brotes de conductas agresivas o desafiantes, pero si éstas son frecuentes debes poner un alto para corregir, pero no lo tomes como un entrenamiento militar, de hecho en vínculo de amor es lo que te llevará a tener éxito en el cambio de estas actitudes.

Es importante que cuando están chicos aún pases harto tiempo con ellos, jugar y prestar atención a sus acciones es primordial, a la vez es importantísimo que cuando veas que hacen algo que no corresponde se corrige de forma inmediata, enseñándole la forma que debió proceder.

Otra de las cosas que debes tener en cuenta es que los niños necesitan límites. No sacas nada dándoles en el gusto siempre, ya que esto sólo te traerá problemas en un futuro. hay que mantenerse firme con tus decisiones así sabrá que aunque llore hay ocasiones en que no podrá tener lo que quiere. El pedagogo Jesús Jarque señala que “establecer límites es concretar qué se espera del niño y qué no”, por lo tanto es nuestra tarea como padres establecer estos límites.

No comments yet.

Deja un comentario