Primer Menu

Inversión en educación 2013 se destinó en un 71,5 por ciento a estudiantes

Rate this post

credito_universitarioCada año son miles de millones los que el Estado de Chile invierte en diversas áreas que favorecen el desarrollo de la sociedad. Uno de eses sectores es la educación y de acuerdo a cifras oficiales, en 2013 fueron 2.173 millones de dólares los que se destinaron a este ítem.

Pero decir que cierta cantidad de dinero se invirtió en educación no responde a la interrogante de ¿dónde fueron a parar esos millones? Es por ello que la Contraloría General de la República en su estudio “Financiamiento fiscal a la educación superior” buscó responder a esta interrogante.

El resultado de esta investigación arrojó que el 71,5 por ciento de ese dinero se fue en directo beneficio de los estudiantes, antiguos y nuevos, a través de la entrega de becas y créditos universitarios.

Por otra parte, el 28,5 por ciento restante d ela inversiín fue percibida directamente por universidades, Centros de Formación Técnica e Institutos. El mismo estudio también reveló que entre las instituciones que más recursos recibieron, se encuentran casas de estudio privadas como las universidades Andrés Bello, San Sebastián, Santo Tomás, Autónoma, de las Américas, Mayor y Diego Portales, y las públicas U. de Chile , U. de Santiago, U. de Valparaíso y la U. Católica.

Aumento de la inversión

Comparando los recursos destinados en años anteriores, el estudio de la CGR consignó que existe una tendencia al alza respecto de lo que llega directamente a los estudiantes.

Esto ya que en 2012 el 69,9% de los recursos fue invertido en los alumnos, mientras que en 2011 la cifra rondaba el 66%.

Además, el aumento en la inyección de recursos en la Educación Superior mostró un alza en lo que se destina al Fondo Solidario de Crédito Universitario, inversión que se emplea exclusivamente en los gastos de arancel para alumnos de las universidades pertenecientes al Consejo de Rectores, lo que llegó a los 163 millones de dólares.

¿Qué ocurre dos años después?

A excepción de la etapa preescolar, que corresponde abordar durante este año, la cobertura educacional chilena se venía expandiendo satisfactoriamente, tanto así que en las mediciones internacionales, la calidad educacional sitúa a Chile en el primer lugar de América Latina.

Esto se debe a que por un lado, las políticas educacionales incorporan la eficiencia que aportan las empresas privadas con y sin fines de lucro, a la utilización de los recursos que el sector público aporta a la educación; por otro, la base de recursos económicos era más amplia considerando el ingreso per cápita.

Sin embargo, las políticas educacionales actuales están limitando la competencia y promoviendo el rol del Estado, lo que incidiría en una menor calidad y además, las orientaciones ideológicas no permiten contar con una propuesta consistente, bien desarrollada y con algún grado de consenso entre los actores de la educación.

De hecho, se mantiene hoy la incertidumbre en cuanto a si habrá suficientes recursos para financiar la reforma de gratuidad en la educación superior. En ese sentido, han surgido ideas tales como la posibilidad de crear un impuesto especial para profesionales titulados con el fin de garantizar la gratuidad universal.

No comments yet.

Deja un comentario